jueves, 19 de febrero de 2015

Cumbre nacional agropuecuaria: Sembrando Bolivia

Agronegocio
 "No es posible imaginar mayor envilecimiento, incapacidad y sometimiento que embaarga a aquella clase empresarial de la agroindustria (que supuestamente estaba llamada a emprender el compromiso patriótico para encarar el crecimiento y el desarrollo productivo agropecuario del país), así como de algunas autoridades nacionales, que no tienen mejor idea que tratar de embargar y enajenar dicha responsabilidad, nada menos que cediendo la potestad de controllar y administrar la producción de alimentos de la nación"     Por Arturo D. Villanueva Imaña (*)    
 No todo lo que parece, en verdad lo es. Por ejemplo, últimos datos de la producción agropecuaria del país, dan cuenta que Santa Cruz se ha convertido en el principal productor de alimentos que concentra el 70% de la producción nacional. Por la cantidad, el volumen y la extensión de tierras utilizadas para la producción, podría asumirse la sensación y el criterio de que se habría resuelto prácticamente el problema de la seguridad alimentaria del país. Sin embargo, lo que esas cifras ocultan, es que de ese gran total de alimentos producidos, la mayor cantidad constituyen productos de exportación como la soya, el azúcar, el aceite y la carne que se producen en grandes extensiones de tierras y con teconología transgénica, cuy destino principal es el mercado internacional. Por lo tanto, una cosa es la cantidad total de productos alimenticios que produce Bolivia, y otra cosa muy diferente es la cantidad, diversidad y los requerimientos que cubren el consumo y la canasta familiar de los bolivianos. En este último aspecto, Bolivia ha incrementao su dependencia de la importación de los alimentos que requiere para cubrir sus necesidades de alimentación. Es decir, tenemos cada vez menos seguridad alimentaria.         
 Tomando en cuenta esas diferencias que suelen ser inducidas por el manejo de la información, este artículo busca advertir del riesgo inminente de aprobar una medida antinacional, que bajo el loable argumento de mejorar la producción nacional de alimentos, el crecimiento económico y la seguridad alimentaria, sea precisamente todo lo contrario, hasta el punto de constituir una  especie de traición a la patria.  
leer más:Cumbre nacional agropuecuaria: Sembrando Bolivia  

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba