domingo, 1 de febrero de 2015

'Lo vi con mis propios ojos. La policía asesinó a Shaima'

Mustafa sostiene a Shaima mientras se le escapa la vida el pasado 24...
  Mustafa sostiene a Shaima mientras se le escapa la vida el pasado 24 d
e enero en El Cairo/Reuters
La fotografía en la que él sostiene herida de muerte es ya un icono de la revolución
  Francisco Carrión El Cairo    
 La fotografía del dolor, sus brazos sujetan el cuerpo vacilante de Shama . Arrodillado pegado a su figura, Mustafa -compañeo del partido de izquierda en el que mlitaba la joven- cobija los débiles latidos de una vida que expira. Hebras de sangre se deslizan por el rostro de la activista. A su alrederor, los transeúntes caminan ajenos a la agonía de una madre elevada a "mártir".
La rabia ha borrado de su voez el más leve atisbo de miedo en un tierra donde cualquier disidencia es un acto de heroismo. "Lo ví con mis propios ojos. La policía asesinó a Shaima. Se lo dije al fiscal y lo mantengo. Quienes declaran que están buscando al homicida mienten a sabiendas", dice Mustafa al otro lado del hilo telefónico. Sus palabras están vacías de incertidumbre: "Todo el mundo ha podido ver los vídeos en los que no hay dudas de la autoría. La autopsia señala además que los balines que desgarraron su corazón fueron disparados desde una distancia de ocho metros, el espacio que nos separa de los agentes"
"La gente -susura- tiene que salir otra vez a las calles porque después de dos revoluciones (las revueltas de 2011 y la asonada de 2013 nada ha camiado"                   
  leer más:Lo vi con mis propios ojos. La policía asesinó a Shaima'  


No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba