viernes, 6 de febrero de 2015

Muerte lenta y ganancias rápidas: Pesticidas y químicos peligrosos irrumpen en Europa - Colin Todhunter



 Un informe publicado el año pasado por el equipo del Observatorio Europeo (OE), reveló enormes conflictos de intereses entre los comités científicos y el departamento de la Comisión Europea encargado de los asuntos de los consumidores.          
 Dichos comités cientíicos evalúan el riesgo para los seres humanos y el medio ambiente de las sustancias química que se encuentran en una gran variedad de objetos de uso cotidiano, desde champús hasta biberones. Sus opiniones sirven de guía a los reguladores de la Comisión Europea, quienes deciden qué productos químicos son seguros y en qué niveles, así como cuales deben prohibirse.
 No obstante, la investigación encontró que dos tercios de los científicos tenían uno o más conflictos de intereses debido a sus vínculos con las industrias afectadas por las evaluaciones. El estudio se centró en los procedimientos de evaluación respecto a cuatro sustancias, incluyendo los parabenos que interrumpen el metabolismo endocrino y el nano-dióxido de titano que afecta el ADN. Todas estas sustancias se encuentran disponibles en el mercado. 
  Las implicaciones de estos conflictos de intereses (y de lobistas empresariales) fueron puestos al descubrimiento por Arthur Nelson quien escribiendo para el diario 'The Guardian'  (Feb/2/2015) señaló que hasta 31 pesticidas valorados en miles de millones de libras se habían prohibido en la Unión Europea -debido a los riesgos potenciales para la salud- de haberse tomado en cuenta un trabajo de investigación acerca de los productos químicos que "engañan" a las hormonas.  
leer más:Muerte lenta y ganancias rápidas: Pesticidas y químicos peligrosos irrumpen en Europa    

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba