viernes, 6 de febrero de 2015

Decapitado y desmembrado el dirigente social Gustavo Salgado Delgado en el sur de México


 El dirigente, conocido por su activismo en la tragedia de Iguala, ayudaa a jornaleros desplazados por los huracanes.
La indignación se apodera de México 
 Jan Martínez Ahrens - México  
 Decapitado, torturado y con las manos cortadas. El asesinato del diriegente del Frente Popular Revolucionario , Alejandor Gustavo Salgado Delgado fue señal. Quién la emitió es aún un misterio; a quién iba dirigida no.
Salgado, de 32 años, trabajaba por mejorar las condiciones de los jornaleros de la montaña de Guerrero, una de las zonas de mayor cultivo de opio del planeta. Su cuerpo desmembrado en el paraje de Las Huilotas, un enclave mísero y rural del municipio de la Ciudad Alaya (Morelos). El líder del FPR, un movimiento de origen guerrillero e idología lenilsta, se había destacado los últimos mese como un promotor de las movlizacions por las  movilizacione ´por las movilmoeto de las  por la aitprozacopm del  LLamsads de las movilizaciones por la desaparición y muerte de los 43 normalistas. Antes de morir, estaba ayudando a los jornaleros de Guerrero afectados por los huracanes Ingrid y Manuel que se habían desplazado a Morelos en busca de un futuro mejor en las plantaciones de caña de azúcar. El Frente Popular Revolucionario señaló el día de su desaparición que el trabajo social de Salgado incomodaba a los caciques locales. Al conocer su asesinato, la organización responsabilizó directamente al Estado de Morelos y a su gobernador.
La muerte del dirigente puede azuzar un conflicto latente en el sur de México

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba