viernes, 20 de febrero de 2015

Mutilados por la guerra, olvidados por la paz en Nepal y Sri Lanka - Amantha Perera

Una mujer con muletas camina por la calle en el norte de Sri Lanka, donde unas 110.000 personas discapacitadas durante la guerra viven penurias con poca asistencia gubernamental. Crédito: Amantha Perera/IPS.
 Una mujer con muletas camin por la calle en el nort de Sri Lanka, donde
 unas 100.000 peronas dicapacitadas durante la guerra viven penurias con
 poca asistencia gubrnamental Amantha Perera IPS
  MANNAR, Sri Lanka 18 feb 2015                
  Varias décadas de guerra acumularon cientos de problemas en Nepal y Sri Lanka, que se superpusieron unos sibre otros. Y en ambos países, los discapacitados son uno de los más postergados.
En un mediodía en el noroccidental de Mannar, en Sri Lanka, cuando la temperatura asciende a unos 34 grados centígrados, Sarojini Tangarasa se esfuerza por andar con un solo pie. Sus temblorosas manos le dificultan el equilibrio con sus muletas.
  "Trato de llegar a la casa de mi hija", explica Tangarasa a IPS, mientras intenta recorrer los dos kilómetros hasta su destino porque no tiene dinero para el transporte ni para comprar un calzado.
 Los últimos 25 años de los 58 que tiene, Tangarasa, ya abuela, han sido una lucha contínua. Residente de la Provincia Norte, asediada por la guerra, sufrió la amputación de su pierna izquierda en 2001 tras una herida que sufrió durante una escaramuza. 
 "Ha sido duro y seguirá siéndolo hasta que muera": Saojini Tangarasa.











No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba