lunes, 16 de febrero de 2015

Obama trata de marginar a los antisirios recalcitrantes - Thierry Meyssan

JPEG - 31.8 KB
 Al cao de muchas vacilaciones, la administración Obama ha adoptado su nueva Doctrina de Defensa. Para el Levante no se habla ya de "rediseñar el Medio Oriente ampliado", ni tampoco de derrocar al presidente Bachar al Assad sino sólo de "reducir" el Emirato Islámico. La Casa Blanca espera poner orden en su maquinaria militar y echarla a andar nuevamente. Para ello, el presidente Obama trata de obtener el respaldo del Congreso.
RED VOLTAIRE - DAMASCO (SIRIA)  16 DE FEBRERO DE 2015                   
 Al dirigirse al Congreso para solicitarle la adopción de una "Autorización para el Uso de la Fuerza Militar" (Authorization for Use of Military Forse - AUMF), el presidente Obama se decidió por fin a aclarar la política de Estados Unidos en el Levante.
 Según el proyecto de ley que propone Obama, el Pentágono, recibiría una autorización que le permitiera perseguir al Emirato Islámico sin tener en cuenta los límites geográficos - o sea, en Irak y en Siria simultáneamente y, posteriormente en cualquier otro lugar;-, recurriendo al uso de las fuerzas terrestres para garantizar la realización de misiones de inteligencia y de apoyo a los golpes aéreos pero sin participar en combates terrestres, para garantizar la realización de misiones de inteligencia autorización que podría renovarse al cabo de 3 años [1]. Esta definición de la misión corresoponde punto a punto a las exigencias del jefe del estado mayor general Martin Dempsey[2].
leer más:Obama trata de marginar a los antisirios recalcitrantes 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba