sábado, 7 de febrero de 2015

Reoública Dominicana: El fin de la indiferencia ante la explotación sexual infantil


A unos metros de la playa, Gabriela Flores pasea por las calles donde se
 prostituía cuando era menor. Ahora, con 23 años, es peluquera, per
o reconoce que en ocasiones va en busca de clientes para sacar un dinero extra y salir adelante con sus cuatro hijos. PABLO LINDE Boca Chica/Punta Cana (Rep. Dominicana)   
 En República Dominicana se ha ignorado durante años la prostitución de menores.
 Cuando sale a la calle a encontrar cliente, Gabreiela Flores lo tiene más difícil que unos años atrás. "Buscan carne fresca", lamenta. No es que quieran jovencitas, ella tiene 23 años. Muchos andan tras adolescentes. Otros van directamente a las niñas. Sucede en Boca Chica, una zona turística venida a menos de la República Dominicana, uno de los destinos emergentes para el turismo sexual.   
 En parte sucede porque, en palabras de Marleny Guante, fiscal de menores de Boca Chica, "muchos dominicanos ven normal que un menor vaya con un extrajero". "Ni siquiera algunos policías lo contemplan como un ilícito, así que no hacen nada cuando la situación se da delante de ellos. Es necesario una concienciación que comience en la escuela", afirma Guante.

 Mapa del turismo sexual en el mundo.    
 leer más:El fin de la indiferencia ante la explotación sexual infantil    




No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba