sábado, 7 de febrero de 2015

Érase una vez Usen, quien tenía un gran poder

DEST_SAB
  Gerónimo   
 Ataques injustificados, asesinatos, mutilaciones, violencia, el poder de Usen languidecia ante el avance del hombre blanco y su dios encerrado en las iglesias. Los apaches se enfrentaron en una encarnizaa lucha en el Salvaje Oeste contra otra cosmogonía, otros modos de entender la vida y otra organización política.
 El gran líder apache Gerónimo y otros guerreros -Mangas Coloradas, Nah, Fun, Kaytennae, Cochise-, protegidos por su dios Usen, pero al mismo tiempo con un gran temor por su ira, lucharon por conservar su identidad y sus tierras que les fueron finalmente arrebatadas y los sobrevivientes confinados en reservas  indias.  
  El gran poder de Usen    
 "Gerónimo subió a un cerro detrás del fuerte Bowie para pedirle a Usen que sanara a su hermana. Usen le aseguró que ella estaría bien y que a mi tio nadie le haría daño, sino que moriría de viejo. La promesa de Usen fue lo que volvió a Gerónimo tan arrojado. Sí de por sí, ya era valiente. Además, si uno ya sabe que va a morir,  por qué ha de tener miedo?" - Daklugie, hijo de Juh, sobrino de Gerónimo. [1] 
 Dos cosmogonías, dos modos de entender la vida y dos sistemas políticos se enfrentaron de manera encarnizada en el Salvaje Oeste, la última frontera del hombre 'civilizado', durante la segunda mitad del siglo XIX. El nómada  contra el sedentario; la comunidad primitiva contra el capitalismo industrial; la religión libre contra la organizada. Uno de los dos bandos tendría que perecer. En reservas indias como las de San Carlos los apaches dejaron de verse a sí mismos com indah, los vivos. Ahora eran los indeh, que literalmente significa "muertos".
leer más: Érase una vez Usen, quien tenía un gran poder  

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba