miércoles, 18 de febrero de 2015

Marcelo Parrilli: "los servicios de inteligencia se convirtieron en un quinto poder"


 (Por la Retaguardia)  El abogado defensor de derechos humanos y ex legislador porteño dialogó con La Retaguardia sobre la muerte del fiscal de la Unidad Especial AMIA, Alberto Nisman, los cambios en los servicios de inteligencia y la marcha del 18F, convocada por un grupo de fiscales, a la que -según adelantó- no asistirá. En este marco, Parrilli sostuvo que la causa Nisman y las operaciones política que se encuentran a su alrededor dan cuenta del alto grado de descomposición que hay en el sistema judicial argentino.        La muerte del fiscal Alberto Nisman ha sido tratada por los medios tradicionales hasta el hartazgo; es por eso que al decidirnos a hablar sobre este tema optamos por entrevistar a personas que puedan aportarnos una mirada distinta, alternativa.  Una de ellas es el abogado Marcelo Parrilli.
Al pedirle una primera reflexión sobre lo sucedido con el encargado de investigar el atentado a la AMIA, el ex legislador porteño afirmó: "es una muerte con claras notaciones políticas y, en el terreno político, la primera víctima es el Gobierno, sin ninguna duda, porque por sobre cualquier investigación que se pudiera realizar, siempre van a quedar dudas. No solamente se está realizando una investigación que va atravesando distintos grados de dificultad, sino que además esto está cruzado por innumerables operaciones políticas de grupos opositores al Gobierno, el Grupo Clarín, las corporaciones de jueces y de fiscales; y del otro lado, el Gobierno, que se defiende mal, muy mal. Entonces, es ya muy difícil calcular cómo va a terminar esto en lo jurídico. En lo político, creo que sí, para el Gobierno va a significar un costo. Eso está claro".
 La parábola del amo y el esclavo   
 Una de las primeras consecuencias de la muerte del físcla Nisman fue la disolución de la Secretaría de Inteligencia, ex SIDE, y la propuesta de crear la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), proyecto que ya cuenta con media sanción el la Cámara de Senadores y ahora deberá ser tratada por la Cámara Baja.
Para Marcelo Parrilli, está claro que los servicios de inteligencia deben disolverse: "jamás cumplieron ninguna función útil. Pero, además, con los sucesivos gobiernos fueron utilizando para fines que nada tenían que ver con los que supuestamente deben cubrir, como los relativos a la defensa y seguridad nacional.
leer más  Marcelo Parrilli: "los servicios de inteligencia se convirtieron en un quinto poder"  
 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba