lunes, 2 de mayo de 2011

Honduras: POLICÍA ASESINA CIUDADANO HONDUREÑO A GOLPES

POLICÍA ASESINA A CIUDADANO HONDUREÑO MEDIANTE BRUTAL GOLPIZA, CIERRA POSTA POLICIAL Y TIRAN CADAVER ATRÁS DE LA POSTA TRATANDO DE ENCUBRIR EL HECHO CRIMINAL
Este día 01 de mayo, siendo las de la noche, en mi condición de Procurador de los Derechos Humanos y funcionario de la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos, recibí una denuncia de una dirigente estudiantil universitaria, que por razones de seguridad no damos su nombre, solicitando nuestra intervención para que pusieran en libertad al padre de una de sus cuñadas, detenido en la delegación policial de la colonia "NUEVA CAPITAL" de la ciudad de Comayaguela, municipio del Distrito Central, Francisco Morazán, Honduras.

Nombre del detenido: Señor Ramón Arístides Martínez, de 50 años de edad, quién recientemente regreso de los Estados Unidos.
Conforme la denuncia, los familiares del detenido (su hija Gabriela Michel Martínez y otros parientes) no podían acceder a ver personalmente al detenido porque los policías negaban información y habían cerrado la Posta, para evitar el ingreso de personas a la misma.
Informaron que estaban sumamente preocupadas, porque dentro de la posta había otras personas detenidas y una de ellas que había salido, les informo que dentro de las instalaciones había una persona muerta.
Ante la angustia de la familia, tratamos de inmediato de comunicarnos con las autoridades de la policía Metropolitana Número Uno en el barrio Los Dolores y nadie nos contesto los Teléfonos 2237-4184 y 2222-87-35, por lo que de inmediato llamamos al 199, donde nos contesto el operador 4 de nombre Juan Carlos, a quién expusimos la denuncia, para que se informara a las autoridades de esta situación irregular que estaba pasando en dicha delegación policial de la Colonia Nueva Capital, sector marginal de la capital de Honduras.
Este oficial me dio los teléfonos 2223-8111 y 2223-7526, y me informo que de inmediato mandarían una patrulla para investigar la situación. Estos teléfonos resultaron ser de la Cuarta Estación policial de Belén y la oficial que nos atendió nos dijo claramente que ha ellos no les competía esa situación como Distrito policial y que la misma pertenecía bajo la Dirección del Distrito policial de la colonia San Francisco, teléfonos 2209-1122.
Es estas gestiones estábamos cuando la persona denunciante nuevamente nos llamo para informarnos entre llantos y sollozos que la persona muerta efectivamente era el señor RAMÓN ARÍSTIDES MARTÍNEZ, a quién la policía capturo a eso de las 4:30 p.m. en dicha colonia por un andar en estado de ebriedad y por una denuncia de su hija ARIANA, quién mando llamar a la policía y estos fueron a la casa a detenerlo, dándole una brutal golpiza y a punta de golpes lo introdujeron a la celda, donde lo siguieron golpeando hasta darle muerte.
De inmediato llamamos al 199 al operador 4 Juan Carlos y le pusimos en conocimiento de la situación, quien comunico un alerta a las demás autoridades incluido el Comisionado de policía Mario René Chamorro y al Subcomisionado Wilmer Suazo Jefe y Subjefe de la Metropolitana Número uno y verifico que desde esa posta policial no habían informado de la muerte de ninguna persona.
La persona denunciante me llamo nuevamente para decirme que del Core 7 donde esta el Centro Integrado de Justicia, les habían dicho que de inmediato mandarían las patrullas.
Llame a la Posta de la Colonia San Francisco y me contesto el agente Santos Mendoza, poniéndole en conocimiento de la situación del detenido y que del Core 7 estaban enviando patrullas, quién me informo que no tenían conocimiento de tal situación y que solamente estaba con el agente Silvio Urquia, porque el jefe del Distrito Subcomisario Sobalbarro y el Sub jefe Inspector Rivera andaban en patrullaje, que había que averiguar más sobre el asunto porque podía ser una información falsa, ya que ellos en la base llevaban un control de las personas detenidas de su sector y me dio el teléfono de dicha delegación de la Nueva Capital 2265-5686, el cual nunca me contestaron.
Nuevamente llame a la Cuarta Estación de Belén Para que se movilizaran y trataran de investigar el hecho y capturar a los policías involucrados para ponerlos a las órdenes de las autoridades competentes, pero igual notamos una actitud negativa de parte de la oficial de turno que atendió la llamada.
Entre las 10:00 p.m. y las 11:20 p.m. por falta de saldo en el celular no pude llamar al celular de ninguna de las autoridades fiscales y policiales competentes para asegurarnos una mayor eficacia de la investigación, lo que me genero impotencia por este crimen.
A las 11:23 minutos de la noche, la persona denunciante me envía el siguiente mensajito a mi celular 9892-6935 "Le informo que al señor, la policía lo fue a votar atrás de la posta para que no los vinculen con la muerte”.
A las 11:50  de la noche, me llamo directamente al celular para decirme que solamente hay una patrulla en el lugar y no permiten acercarse a los familiares para identificarlo, incluida la propia hija ARIANA que pidió el apoyo policial cuando lo fueron a capturar y su otra hija la señora GABRIELA MICHEL MARTÍNEZ y que no se han presentado las autoridades de la DNIC ni de Medicina Forense y fiscales de turno, solicitando que hiciéramos gestiones para agilar la presencia de las mismas. Así mismo me informa que los parientes del difunto han constatado que en la posta policial no se encuentra registrado el ingreso de la detención de su padre, habiendo testigos de ello. En el lugar de los hechos no dejan pasar ni entrar a nadie.

Este compatriota víctima de la represión policial hondureña, deja cinco hijos entre ellas EVELYN, ARIANA, GABRIELA MICHEL, WILLIAN Y LA MENOR ALEJANDRA.
Esperamos que las autoridades competentes asuman una investigación objetiva, profesional y efectiva para que este crimen no quede en la impunidad, capturando de inmediato a todos los sospechosos, tal como hacen con los ciudadanos comunes, les decomisen los instrumentos, los separen de los cargos, tenerlos bajo custodia permanente para evitar fugas como ha pasado con tantos policías procesados por la Fiscalía de los Derechos Humanos, que se fugan de la sede del Comando de los Cobras en la colonia 21, poniendo en grave riesgo a los familiares de las víctimas.
También consideramos que deben mejorar los niveles de coordinación y capacidad de movilización entre las delegaciones policiales y un mando integrado de los operadores de justicia con autonomía de actuación y decisión, para dar mejores respuestas a las víctimas, familiares y ciudadanía demandante de los servicios de protección por parte del Estado.
Tegucigalpa, MDC 01 de mayo de 2011.
Leonel Casco Gutiérrez
Procurador de los Derechos Humanos
Cel. 9892-6935.

Ir arriba

ir arriba