sábado, 8 de octubre de 2011

Günter Grass da clases a Sigmar Gabriel

.Por Stefan Kuzmany / Der Spiegel

El Nobel discutió en Berlín con el líder del SPD, Sigmar Gabriel. Empezaron recordando el papel de Grass en la campaña de Willy Brandt pero luego rápidamente pasaron al estado actual de los socialdemócratas alemanes.

En la campaña electoral de 1969, Grass recorrió más de 32.000 km, habló ante 60.000 personas, discutió con la derecha y los católicos, y ayudó a que Willy Brandt fuera el primer canciller socialdemócrata de la República Federal de Alemaia.
El libro que narra aquella experiencia, "Günter Grass en el camino de Willy Brandt" se presentó recientemente en la sede del SPD. Cerca de 500 invitados debatieron con Grass y el líder del SPD, Sigmar Gabriel.
Cuando Konrad Adenauer, trató de denigrar a Willy Brandt, cuyo verdadero nombre era Frahm, llamándole hijo ilegítimo y traidor (Nota: W.B era hijo de madre soltera y había cambiado su nombre para escapar de la persecución nazi, quienes lo despojaron de la nacionalidad alemana, entonces tomó la de Noruega donde se refugió), fue la primera ocasión para el joven escritor Günter Grass, de trabajar por el hombre del SPD. Su primera intervención en la campaña electoral fue con su escrito "Taller Electoral Alemán" y "Solución salina", que hacían alusión a un grupo de intelectuales que eran "la sal en la sopa del SPD". Así fue como recorrió Alemania en un autobús Volkswagen.

Ahora, más de 40 años después está sentado en una silla bajo la gran estatua roja de Williy Brandt en el patio de la Casa Willy Brandt y es entrevistado por el periodista Tissy Bruns.
"¿Más democracia?" – le pregunta el periodista refiriéndose a si es suyo el lema (Nota: ahora es el lema del Partido Pirata que acaba de entrar al Parlamento Alemán)

-"Sí, sí, es mío", murmura Grass

-"¿Y qué piensa de que los Piratas se hayan apoderado del lema?
-" A los chicos no les gusta escuchar mis consejos" responde Grass "pero a los nietos sí. En este sentido, los Piratas podrían ser mis nietos".
"Los niños" a los que se refiere Grass, son el SPD. Sentados con Grass, está la plana mayor al completo de "los niños" con su jefe, Sigmar Gabriel.
Gabriel, del estilo de Peer Steinbrück, es el representante y el candidato del ala más económica de los socialdemócratas. Su patrocinador y promotor fue el ex canciller Helmut Schmidt.
Parece difícil en la actualidad para el SPD volver a tener el espíritu de Willy Brandt.
Oskar Lafontaine, acaba de proponer enviar fuerzas alemanas de paz al mundo bajo el nombre de " Cuerpo Willy Brandt", sólo para molestar a los socialdemocrátas.
"El sistema capitalista está en un estado de auto-destrucción. Necesitamos un nuevo sistema. Me falta, aun escuchar esas palabras cruciales en el SPD", dice Grass.
El público, compañeros de partido de cabellos grises, y los jóvenes socialdemócratas, se entusiasman, pero Sigmar Gabriel, que antes pedía una revolución, sin embargo, habla de la necesidad de estabilizar los bancos y el euro.
A eso, Grass responde que es muy consciente de las dificultades creadas por la crisis financiera, "pero si el gobierno quiere tener la próxima vez los votos del SPD para aprobar los rescates, entonces esa parte que demandan los bancos, que quede bajo control estatal. "Y si no quieren, entonces que haya nuevas elecciones, ¡maldita sea!"
El público irrumpe en aplausos.
"Espero que estés preparado para ello!"-le dice a Gabriel.
'Grass despierta el mayor entusiasmo, la gente había olvidado momentos así
en el SPD.
Sigmar Gabriel se pone en el papel de revolucionario y celebra junto a Grass, y en una actitud desacostumbrada: se lo toma en serio.
"Durante treinta años, hemos tenido la ciencia, la economía y algunos políticos convencidos de las ventajas de la liberalización, menos intervención del gobierno, libre mercado, y que lo demás son tonterías"
Interviene Grass, en medio del discurso de Gabriel: "No dejes que nadie te diga eso" y el público estalla en aplausos
Continúa Gabriel "pero en el SPD había neoliberalismo desarrollista y si ahora llamamos a un cambio de orientación, la gente tiene derecho a preguntarse por qué su partido ha jugado el juego, siempre que han estado en el poder.
La gente ha perdido la confianza y ahora debemos recuperarla".
Grass dijo que ahora tiene dos cosas en mente: la primera es la abolición del servicio militar obligatorio. Y en segundo lugar: Grecia . "Es lamentable ver cómo se tiran encima de ese país". "Con lo que les queda por soportar sólo de recortes, el plan del 2010 fue una brisa de verano suave."
El problema, por desgracia, es que ni siquiera todos los gobiernos socialdemócratas de Europa están unidos en lo que respecta a los rescates.
En la época de Willy Brandt, todavía había una Internacional Socialista, que merecía ese nombre".
"Este ha sido el problema claramente, que carecemos de grandes personalidades: ".. ...entonces teníamos un Wehner (Nota: se refiere al político alemán, comunista, luchó en la resistencia contra los nazis, fue miembro del gobierno de Willy Brandt)...
Sigmar Gabriel, se despidió diciendo : "Cada seis meses voy a hacer estas reuniones con usted, así no se nos olvida el camino de la izquierda." Probablemente lo dijo como una broma. Sin embargo, no es inconcebible pensar que Günter Grass se lo tomó en serio.
Fuente: Pájaro Rojo

Ir arriba

ir arriba