viernes, 30 de enero de 2015

A la economía brasileña le llueven las tormentas - Análisis de Mario Osava

El río Pinheiros, que atraviesa São Paulo, totalmente contaminado, a su paso por barrio de lujosas residencias y oficinas. La contaminación destruyó muchos manantiales de la metrópoli brasileña y contribuye ahora a las penurias en su suministro de agua. Crédito: Rafael Neddermeyer/Fotos Públicas
El río Pinheiros, que atraviesa Sâo Paulo, totalmente contaminado
, a su paso por el barrio de lujosas residencias y oficinas
. La contaminación destruyó muchos manantiales de la metrópol
i brasileña y contribuye ahora a las penurias en su suministro de agua.
Crédito Rafael Neddermeyer/Fotos Púlicas   
 Río de Janeiro, 30 de ene 2015 (IPS)           
 Los escándalos de corrupción suelen tener consecuencias más políticas que económicas, pero el de la empresa petrolera Petrobras parece tener un impacto inverso, sacudiendo a un Brasil ya atormentado por una crisis macroeconómica, hidríca y energética. 
La recesión en 2015, que era una posibilidad debido al ajuste fiscal, surge como inevitable ahora que la mayor empresa brasileña se ve obligada a reducir sus inversiones en cerca de 25 por ciento este año y puede sufrir daños más drásticos de las denuncias de corrupción involucrando sus proyectos y las mayores constuctoras del país. 
"Eso genera enormes efectos en cascada, hay empresas cerrando, otras revisando sus inversiones, haciendo temblar muchos sectores", señaló Adriano Pires, director del Centro Brasileño de Infraestructura, para añadir que es imposible cualiicar las pérdidas en la economia nacional. 
"Las lluvias del verano austral, que habitualmente ayudan a recuperar los manantiales, están muy por debajo del promedio histórico y nada indica que ellos mejorará en los próximos meses. Pero las autoridades se niegan a decretar el racionamiento que hddrólogos consideran de necesidad inmediata".
 leer más:A la economía brasileña le llueven las tormentas   




No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba