viernes, 30 de enero de 2015

Un rey en el futuro de Arabia Saudita - Emile Nakhleh


El fallecido rey Abdalá (izquierda) y su hermano menor, Salman bin Abdulaziz al Saud, el nuevo monarca de Arabia Saudita. Crédito: Tribes of the World/cc by 2.09

 Washington, 27 ene 2015 (IPS)                  Mucho se ha escrito sobre el legado del rey Abdalá y lo que Arabia Saudita logró o no durante su reinado en cuanto a reformas y derechos humanos, pero muy poco sobre el papel de Mohamed bin Nayef, el segundo ahora en la línea de sucesión al trono, podría desempeñar en el país de Medio Oriente bajo el actual rey Salman.
Salmán tiene 79 años y en el pasado habría sufrido una embolia cerebral que le afectó el brazo izquierdo. El príncipe heredero Muqrin tiene 69 años.
Mohamed, sobrino de Salman y también conocido por sus iniciales MBN, tiene solo 55 años. Dada la edad y el estado de salud de sus mayores, MBN podría ser un elemento clave como futuro príncipe heredero y rey potencial en la política interna de Arabia Saudita, pero más importante aún, en la política regional del reino.
Verdades incómodas e inconvenientes   
 La incómoda verdad es que el reinado de Abdalá tuvo un terrible historial de derechos humanos, socavó los ideales democráticos de la Primavera Árabe, y apoyó a las dictaduras de Egipto y Bahréin. También fomentó el sectarismo y predicó una ideología que dio origen al radical grupo Estado Islámico (EI) y otras organizaciones terroristas. Supuestamente, el rein hizo todo esto en aras de la lucha contra Irán.  
 a verdad igualmente inconveniente es que, en los últimos cuatro años, el gobierno de Estados Unidos casi no objetó las políticas antidemocráticas, corruptas y represivas de Arabia Saudita. 
 "MBN sabe que la estabilidad del Golfo es parte integral de la seguridad del país. Para que esta perdure deberá aceptar a irán como una potencia importante del Golfo y buscar formas de desarrollar una relación mutuamente beneficiosa con su vecino persa. Teherán sería un socio útil para ayudar a resolver los conflictos en Behréin, Iraq, Siria y Yemen, entre otros lugares".       leer más:Un rey en el futuro de Arabia Saudita 


No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba