viernes, 30 de enero de 2015

EL ADN DE TU SMARTPHONE, HERENCIA DE LA ANTIGUA GRECIA


 Desde que Tales de Mileto tuvo la genial idea de frotar ámbar, y descubrio sin saberlo la electricidad estátca, cientos de hitos tecnológicos a lo largo de la historia han hecho posible que hoy disfrutes de tu móvil de última generación, el 'teletrófono', la aplicación del código binario, las pantallas de cristal líquido o los sensores CCD son algunos de ellos. Viajamos al pasado para descubrirlos.
 Por Cristina Sánchez, especial para SinEmbargo  DEL ÁMBAR AL TELÉGRAFO: LA ELECTRICIDAD, UNA ÚTIL FORMA DE ENERGÍA   
A. Edison no fue al primero que se le encendió la bombilla eléctricamente hablando. El filósofo y científico griego Tales de Mileto describió en el año 600 aC la capacidad del ámbar ('elektron' en griego) para atraer las partículas más livianas cuando se frotaba con la ropa. Sin saberlo, Tales estaba descubriendo el fenómeno que ahora conocemos como electricidad estática. Para entender la importancia de su hallazgo, hubo que esperar hasta que el inglés William Gilbet estudió las propiedades de atracción del ámbar en 1600, en su obra 'De Magnete', que se convertiría en un 'best-seller' para los científicos de la época. Este médico privado de la reina Isabel I fue el primero en hablar de fuerza eléctrica, y la estudió a través de un electroscopio inventado por él mismo.        Los siglos XVIII y XIX son fundamentale para este viaje a través de los electrones. El italiano Alessandro Volta desarrolló un invento fundamental para que tu móvil actual sea autónomo: la pila eléctrica, tartarabuela de las baterías.

 Volta construyó la pila voltaica con discos de zinc y plata, separados por un paño mojado en salmuera, que transformaba la energía química en un flujo de corriente eléctrica. Cuando concluyó su invento, mostró la pila a la Royal Society de Londres en 1800 y al mismísimo Napoleón, que quedó maravillado.
leer más:EL ADN DE TU SMARTPHONE, HERENCIA DE LA ANTIGUA GRECIA 



No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba