viernes, 30 de enero de 2015

Supongamos que usted es Grecia y un banquero llama a su puerta



 Supongamos que usted vive en una comunidad de vecinos llama Villa Elena. Tiempo atrás cuando todos tenían trabajo hicieron obras en el edificio como una piscina cubierta, jardies japoneses, gimnasio con baño turco y acceso para sillas de ruedas. Para sufragar esos gastos, ustedes pidieron dinero al banco, y el banco se lo dio sin problemas.                 
  Por circunstancias difíciles de explicar, llega una crisis y mucha gente queda sin empleo, a la vez que los bancos tienen menos dinero para seguir prestando. Entonces, su comunidad de vecinos descubre que debe mucho dinero y no puede pagar. 
Que hacer? El presidente de la comunidad de vecinos se dirige al banco y pide que le preste más dinero para seguir pagando la piscina cubierta, el gimnasio, los jardines y todo eso, ya que los vecinos tienen menos ingresos. El banco le dice, un momento: cómo lo van a pagar?. 
Como el presidente no da muchas razones, el banco le dice que prestará con una condición: que usted cierre la piscina ya que gasta mucho dinero, que eche a los jardineros, y que para ahorrar luz, abra el gimnasio solo al mediodía. Además, le dice que suba el precio de la comunidad, y que imponga una derrama cada dos meses. Así el banco tendrá garantías de que ustede va ir pagando du deuda poco a poco.   
El presidente de Villa Elena (nombre griego, por cierto), acepta porque no tiene margen de maniobra. Antes de irse, el banquero le dice "Eso te pasa por haberte gastado la pasta en un montón de tonterías". Y el presidente le respone: "Y a tí por cobra los intereses del préstamo gracias a lo cual vivías muy bien".
 Pero además el banquero le dice que cada semana un emisario se dará una vuelta por la comunidad de vecinos para comprobar si han subido la comunidad,han recortado los gastos en piscina, y todo el mundo paga su derrama religiosamente.
leer más  Supongamos que usted es Grecia y un banquero llama a su puerta 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba