sábado, 31 de enero de 2015

"Estamos tan orgullosos" de las mujeres que murieron defendiendo Kobani contra ISIS


Shireen Taher had hoped to study English literature at university.

Kurdish people hold a picture of dead fighter during a celebration rally near the Turkish-Syrian border at Suruç on Tuesday
 Esta semna las fuerzas kurdas tomaron el control total de una ciudad kurda, cerca de la frontera con Turquía, después de meses de bombardeo por el Estado Islámico.Mona Mahmood habla con cuatro familias kurdas sobre las mujeres combatientes que murieron ayudando a arrebatar el control de la ciudad en manos de Isis.
Shireen Taher  
 Mustafa Taher, 30,  abogado y profesor de lengua kurda y su hermana   Unos meses después que la revolución estalló en Siria, el régimen sirio permitió enseñar su lengua en las escuelas. Esto incluía mi ciudad natal Kobani. Mi hermana Shireen de 19 años se suponía que iba a ir a estudiar a Damasco literatura en inglés en el otoño de 2012, pero le era imposible trasladarse entre Kobani y la capital dado el aumento de la violencia en Siria. Shireen en cambio estudió la lengua kurda en Kobani en espera de mejor oportunidad para entrar en la universidad.
De mis once hermanos y hermanas de la que estaba más cerca era Shireen, más que hermanos eramos amigos. Ella era muy sencible, amaba el fotbol y el deporte. Eramos grandes fans de Barcelona durante el mundial. Cuando se celebró el final de la copa en Johannesburgo en el 2010, Shireen viajó a Damasco donde yo trabajaba como abogado para poder ver los partidos de los grandes seleccionados.
 Shireen fue inspirada por su profesor en lenguas kurdas, Vian, 29, un luchador del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Fue un día sombrío para los pobladores de Kobani cuando Vian fue asesinado por Jabhat al Nusra, la filial de al Qaeda y el grupo yihidista sirio, en la ciudad siria Tel Abyad el 26 de julio de 2012. En el funeral de Vian mi padre le dio a Shireen su vieja escopeta y le dijo."sigue a tu maestro y se una luchadora" a pesar del desacuerdo con mi madre. Shireen se comprometió a unirse a las unidades de protección a las personas, al YPG y vengar la muerte de su maestro y defender a Kobani. No hacía falta que le ofrecieran alistarse, ella lo hubiera hecho de cualquier manera. Poco después  que el Estado Islámico de Irak y Siria lanzó ataques a Kobani. Fueron iniciados  por la explosión en el centro de la Media Luna Roja el 11 de  noviembre de 2012,efectuados por un coche bomba. 
Mi padre de 67 años y su amigo estaban muy cerca del lugar y fueron asesinados junto a otros 12 mártires. Durante el funeral de mi padre, Shireen dijo, "Siempre he pensado  que un día mi padre sería nombrado como el padre de los mártires, pero nunca pensé  que iba a convertirme en la hija de un mártir".
 La muerte de nuestro padre sacudió la vida de Shireen, destacado por su lucha y su valor. Sobre todo después del funeral que no sabíamos que hacer con el cuerpo debido al dano masivo de la explosión. Shireen estaba también desvastada por el martirio de varios amigos y casi no podía hacer frente a la muerte de nuestro padre y su maestro. La vida dejó de tener sentido para Shireen. Pasaba los días en el campamento de entrenamiento como los  Kalashinkov, granadas de mano, granadas propulsados por cohetes, armas militares.
Dos años de entrenamiento. Shireen venía a visitarnos. Yo no podía creer lo mucho que había cambiado su personalidad durante el tiempo de entrenamiento en un suburbio de Kobani. Solía tener la bandera del Barcelona alrededor del cuello y siempre maquillada. Su bolso que solía estar lleno de cosméticos y perfumes, ahora cargaban bombas y balas.
El día que decidí trasladar mi madre y hermanas a Turquía, al igual que la mayoría de Kobani para escapar de los infernales ataques del Isis, mi madre insistió que llamara a Shireen.  Le dijo a mi madre: "si dejas Kobani no serás mi madre por más tiempo". Tres días después Shireen pidió a mi madre que se fuera pronto ya que Isis estaba muy cerca de la ciudad.
Shireen se encontraba al oeste de Kobani cuando las tropas de Isis adelantaban hacia la ciudad con armas pesadas y tanques. La resistencia kurda fue capaz de resistir con armas ligeras pero no por mucho tiempo. Shireen estaba escondida en una zanja cercana a la oficina de la radio kurda. Cuando la llamé desde Truquía cinco horas antes de su martirio para ver como estaba me dijo: "no te preocupes, todavía vivo".
A las 8pm, mi otra hermana que se había quedado en Kobani trabajando como enfermera, llamó a Shireen por temor por su seguridad. Shireen le pidió no ponerse más en contacto con ella que la lucha estaba emperorando y no podía usar el móvil.
A las 22 horas mi hermana recibe el  llamado de un hombre que le pregunta si es familiar de Shireen, mi hermana confirmó que si era. Él le dijo que Shireen había sido asesinada por Isis y que ella debería ir a retirar la cabeza.
Antes que mi hermana pudiera darle la noticia a mi madre del martirio de Shireen, Isis se contacta con mi madre en Turquía y el hombre le dijo que venga a recoger la cabeza de su hija. Mi madre perdió el conocimiento y fue hospitalizada.
Llamamos a los amigos de Shireen en el frente y nos comunicaron que Shireen y otras cinco mujes fueron emboscadas el 30 de septiembre por un tanque de Isis durante el bombardeo. Volví a Kobani para conseguir el cuerpo de Shireen y darle sepultura, pero sus compañeros me dijero que Isis lo tenía y nadie era capaz de entrar en el distrito en que habían sido asesinadas. Volví a Turquía con mi hermana, ella había tenido una crisis nerviosa y ya no podía quedarse en Kobani.
Aunque el martirio de Shireen fue desgarrador para mi familia, todos nos sentímos orgullosos de su sacrificio y el de sus compañeros que murieron defendiendo Kobani 
The Guardian  
  leer artículo entero (ingléss): ‘We are so proud' – the women who died defending Kobani against Isis 




No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba