domingo, 25 de enero de 2015

Así se organizaban los presos republicanos en el campo nazi de Mauthausen

Campo de concentración de Mauthausen
 Campo de concentración de Mauthausen
  Carlos Hernández 
Autor de 'Los últimos españoles de Mauthausen' 
 El factor decisivo para salvar el mayor número de vidas entre las filas de los prisioneros españoles fue, sin duda, la solidaridad. Una solidaridad que abarcó todos los grados imaginables, desde compartir con el compañero una patata en la penumbra de la barraca hasta lograr esconder las pruebas de los crímenes que se cometían en el campo, y que servirían para condenar a decenas de responsables nazis en los juicios de Núremberg y Dachau.   
 El deportado barcelonés José Alcubierre lo resume así: "El que podía ayudaba mucho. Todos no podían porque había quienes trabajaban en sitios de los que no se podía sacar nada. Hubo compañeros que nunca dejaron de ir a la cantina y esos recibieron mucha ayuda. El que tenía posibilidad de echar una mano siempre lo hacía. No solo era con comida; los zapateros, por ejemplo, te arreglaban los zapatos cuando podían. Formábamos pequeños grupos. Yo tuve que estar unos días en la enfermería y allí apenas comía. Estaba con dos madrileños y dos aragoneses que siempre conseguían robar patatas o un poco de salchichón. Me esperaban y por la noche nos juntábamos, y nos lo comíamos a escondidas, bajo las mantas". 
 leer más:Así se organizaban los presos republicanos en el campo nazi de Mauthausen  

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba