domingo, 4 de enero de 2015

La necesidad de rescatar la utopía


Aunque las raíces del pensamiento utópico pueden rastrearse mucho antes, fue en 1516 cuando Tomás Moro publicó Utopía, una obra que además de inventar la palabr, reinaguró un género de reflexión política que partía de la reforma de las instituciones formales de gobierno. Desde entonces, la inclusión del pensamiento utópico en los estudios filosóficos-políticos no ha gozado de buena fama, ya sea porque se ha considerado como algo irrealizable, como un simple jeu d'espirit, o como generador de violencia. Como afirma Andrew Hacker: "No es un secreto que la utopía no es considerado un miembro respetable en la sociedad de teóricos políticos y sociales". Aplicar la etiqueta de 'utópico' tiene un acentuado carácter peyorativo que muchos han intentado evitar, 
leer más:http://www.lamarea.com/2015/01/03/la-necesidad-de-rescatar-la-utopia/  

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba