viernes, 16 de enero de 2015

El enemigo interior - Jorge Majfud,


 El terrorismo no se justifica con nada, pero se explica con todo       
 El mayor peligro que amenaza Occidente se encuentra en Occidente mismo: bastaría recordar que si la democracia, la lucha por las libertades individuales y por los Derechos Humanos son bien occidentales, no menos occidentales son la censura, la persecución, la tortura, los campos de concentración, la caza de brujas, la colonización por la fuerza de las armas o el capital el racismo, etc.          
 Como bien enseña la historia, dos enemigos que se combaten ciega y obsesivamente uno a otro tarde o temprano termina por parecerse. Más o menos fue lo que ocurrió durante la llamada Reconquista en España. Solo por entoces la tolerancia política y religioso era bastante más abundante en la España islámica que en la católica. La idea y la práctica de que judíos, cristianos y musulmanes pudieron vivir y trabajar juntos por mucho tiempo resultaron inaceptables para la nueva tradición que siguió a los reyes católicos. Luego de la expulsión de moros y judíos en 1492 siguieron sucesivas limpiezas étnicas, lingüisticas, religiosas e ideológicas.
Carlos Latuff-Europe: past and present /passé & présent Europa: pasado y presente/gestern und heute
Volviendo al presente vemos que una reciente encuesta muestra que el 62 por ciento de los alemanes no musulmanes considera que el Islam es incompatible con el "Mundo occidental", lo que demuestra que la ignorancia no es incompatible con Occidente tampoco. No hace un siglo una amplia mayoría pensaba lo mismo de los judíos en Alemania y en Estados Unidos se temía por el peligro inminente de una invasión de católicos fanáticos cruzando el Atlántico hacia la tierra de la libertad.  La encuesta es publicada por el Wall Street Journal bajo el titular que dice: "Alemania se replantea el lugar del Islam en su sociedad". Titulares semejantes abundan por estos días. Es como si por la exitencia del Ku Klux Klan un diario publicara en primera plana: "Estados Unidos se replantea el lugar del cristianiso en su sociedad". Ese tipo de ignorancia que pone en verdadero riesgo a (lo mejor de) Occidente, eso mismo por lo cual ahora los líderes del mundo se rasgan las vestiduras (y aprovechan, una vez más, otra perfecta oportunidad para sacarse fotos desfilando frente a las masa): la libertad de expresión en todas sus formas y la tolerancia a la diversidad.
  leer más:El enemigo interior  



No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba