martes, 13 de enero de 2015

Entrevista a Matíz, artista y caricaturista colombiano en el exilio, a propósito del ataque contra el semanario satírico Charlie Hebdo


     Por Julián Cortés
  13 enero 2015  
  Mientras varios niños de diferentes nacionalidades en una escuela pública de Bruselas, Bélgica hacen fila entre juegos y recochas esperando su turno, Gustavo Matíz, un artista y caricaturista colombiano, va pintando con tinta china y un pincel en los brazos de los niños los dibujos que ellos quieran. Dragones, leones, perros, gatos rostros y arabescos van apareciendo con una facilidad admirable en manos y antebrazos de estos niños.
El artista colombiano, quien ocupa el cargo de mediador intercultural en esta escuela internacional donde hay niños provenientes de más de 90 nacionalidades entre las que se encuentran Afganistán, Iraq, Rumania, Turquía, Marruecos y varios países africanos y latinoamericanos, nos cuenta que esa escuela van muy pocos belgas; y entre pinceles, plastilinas y juguetes viejos manifiestan su pesar y enfado porque en esa escuela, como en cualquier escuela pobre de los países del mal llamado tercer mundo, tampoco hay muchos recursos educativos, sin contar con la escasez frecuente de agua y papel higiénico  en el baño. 

 leer entrevista:Entrevista a Matíz, artista y caricaturista colombiano en el exilio, a propósito del ataque contra el semanario satírico Charlie Hebdo  

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba