martes, 13 de enero de 2015

Lo que viene es candanga: carcomido en su desastre el reformismo “revolucionario” y estatista se terminó


 Roland Denis     
 Después de tanta advertencia sería pertinente decir que la palabra escritoa y difundida en realidad no sirve para nada. Pero ella es terca y no renuncia a decir lo que yo mismo ya no entiendo muy bien, porque no se entiende lo que no sirve y aún así se sigue haciendo. Pero dele que la obsesión nunca es demasiado mala y much menos esta de la palabr.
Si hay algo que nos enseñan estos años "revolucionarios", es que el capitalismo agotó todas las alternatias reformists vistas como alternativas en sí frentr al capital, hasta reducirlas en el mejor de los casos, a experiencias pacíficas de aumento de un determinado quantum del gasto público. Quantum dirigidos a responder a un conjunto de demandas sociales de educación, salud, alimentación, salarios, vivienda, energía, agua, transporte, que según los casos se aplican con alguna eficacia, o al revés, conllevan a situaciones desastrosas como en el caso nuestro. Así mismo, cuando la cosa se pone muy buena, el reformismo esta dispuesto a aprobar y convalidar un convalidar un conjunto de derechos democráticos que los movimientos sociales tratan de expandir; es el movimiento de masas nuestra americanos y europeos levantados en los últimos años, y secundados por alternativas reformista de poder que ahora se extienden con éxito sobre Grecia y España  (Siriza, Podemos). 
leer más:Lo que viene es candanga: carcomido en su desastre el reformismo “revolucionario” y estatista se terminó 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba