sábado, 24 de enero de 2015

Fausto Masó: ¿Dios proveerá?



  Nicolás Maduro anda tan perdido como el hijo de Lindbergh. Le dio la vuelta al mundo sin saber que decir al llegar a Caracas; parece un misterio la razón por la que Chávez lo designó sucesor: iQué mal manejó su viaje!.
Una ocación para presentarse como un estadista, asociarse con grandes figuras mundiales, terminó haciéndolo parecer como un simple asomado. Pudo haber dicho desde el comienzo, "ando tratando de subir los precios del petróleo", preirió sugerir que volvería con un montón de plata; algo imposible. Es demasiado fácil comentar las contradicciones de Maduro; ninguna tan patética como el miércoles pasado cuando envió un mensaje desesperado, iinvoco la ayuda de Dios!, dijo que Dios proveerá. iEsa mención a Dios no la hacía el general Franco!, ni el papa Francisco, con mayor autoridad para hacerlo, se permite esa invocació tan cómoda al Creador.
 No dijo la única razón válida del viaje; convencer a los socios de la OPEC y a rusia de la conveniencia de aumentar los precios del barril, iafirmó que andaba por el mundo en búsqueda de un montón de dólares, que volvería de China o de Arabia Saudita con las maletas llenas de oro!, algo imposible porque ningún jefe de Estado recorre el mundo como un mendigo: visita otro país para darle un sablazo...
leer más:Fausto Masó: ¿Dios proveerá? 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba