jueves, 8 de enero de 2015

Je ne suis pas Charlie (Yo no soy Charlie) - José Antonio Gutiérrez D.


 "Je ne suis pas Charlie (Yo no soy Charlie) 
Parto aclarando, antes que nada, que considero una atrocidad el ataque a las oficinas de la revista satírica Charlie hebdo en París y que no creo que, en ninguna circunstancia, sea justificable convertir a un periodista, por dudosa que sea su capacidad profesional, en un objetivo militar. Lo mismo es válido en Francia, como en Colombia o en Palestina. Tampoco me identifico con ningún fundamentalismo, ni cristiano, ni judío, ni musulmán, ni tampoco con el bobo-secularismo afrancesado, que erige a la sagrada "Republique" en una diosa.        Miles de personas, comprensiblemente afectadas por este atentado, han circulado mensaje en francés diciendo "Je suis Charlie" (Yo soy Charlie), como si este mensaje fuera el último grito en defensa de la libertad. Pues bien, yo no soy Charlie.  
No me identifico con la representación degradante y "caricaturescas" que hace del mundo islásmico, en plena época de la llamada "guerra contra el terrorismo", con toda la carga racista y colonialista que esto conlleva. No puedo ver con buena cara esa constante agresión simbólica que tiene como contrapartida una agresión física y real, mediante los bombardeos y ocupaciones militares a países pertenecientes a este horizonte cultural.
Tampoco puedo ver con buenos ojos estas caricatura y sus textos ofensivos, cuando los árabes son uno de los sectores más marginados, empobrecidos y explotados d la sociedad francesa, que han recibido históricamente un trato brutal: no se me olvida que en el metro de París, a comienzos de los 60, la Policía masacró a palos a 200 argelinos por demandar el fin de la ocupación francesa de su país, que ya había dejado un saldo estimado de un millón de "incivilizados" árabes muertos.
Mensajes cuyo propósito implícito es justificar las invasiones a paíese del Oriente Medio así como las múltiples intervenciones y bombardeos que desde Occidente se orquestan en la defensa del nuevo reparto imperial.
Y eso es lo que Charlie y su humor ocultan bajo la forma de la sátira.
leer más: Je ne suis pas Charlie (Yo no soy Charlie) 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba