martes, 13 de enero de 2015

Mayores poderes para espionaje en el Reino Unido - Cameron exige que se conceda mayor vigilancia

Two people exchanging information
 A raíz de los trágicos acontecimientos en París, David Cameron se reune con jefes de seguridad para pontecionalmente otorgar la sede de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ) mayores poderes de espionaje. En un movimiento desagradable (pero previsible) por Cameron y sus compañeros, líderes occidentales, estos últimos ataques están siendo utilizados como justificación para que el GCHQ (ilegal) y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) ampliar aún más el estado de vigilancia - que ya a estas alturas nunca antes se había visto. Esta es la primera vez  que los gobiernos han tenido la capacidad y la capacidad tecnológica para controlar el comportamiento, las conversaciones, opiniones y hábitos de la gente a gran escala, en una búsqueda para predecir  el comportamiento de poblaciones enteras.
Tony Porter el propio comisario de vigilancia se preocupó de este nivel de vigilancia y de la falta de conocimiento que el público tiene sobre la omnipresencia del gobierno en cuanto a espionaje. Refiriendo principalmente a las cámaras de circuito cerrado en todas partes del Reino Unido, Porter reveló recientemente cómo él está preocupado por la apatía y la ignoracia de muchos ciudadanos que no entienden cómo se utiliza la información y señala que los datos obtenidos de estos dispositivos pueden ser utilizados para 'predecir el comportamiento'. Junto con la sotisficación y nivel de GCJQ recopila grandes cantidades de datos sobre el público, sin orden judicial, se da a conocer el estado de vigilancia que Gran Bretaña se ha convertido, incluso superando la visión distópica de George Owell
Britain’s GCHQ Domestic Spying Apparatus to be granted Greater Surveillance Powers after Paris Attacks 


  
       

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba