viernes, 16 de enero de 2015

"No invitar a Putin a la ceremonia de Auschwitz significa olvidar quién lo liberó"

.
 Conmemorar el aniversario de la liberación del campo de exterminio nazi sin la presencia de Rusia, es borrar la memoria histórica de los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial, pintarla a la mejor manera de Hollywood. Guste o no guste, el sacrificio del pueblo ruso, la batalla final que fue penosamente larga y sangrienta hasta llegar a cumplir su objetivo, entrar a Berlín y liberar a Europa y al mundo del flagelo nazi del Tercer Reich, es despreciar a todo un pueblo que sacrificó 20 millones de seres humanos. Nunca ningún pueblo dio tanto por la libertad. Hoy, la Unión Europea, países del Este Europeo junto a Estados Unidos, quieren borrar con el dedo la verdadera historia. Implantar el odio hacia un pueblo al que deberían estar eternamente agradecidos. 'Canallas del mundo unidoss', el reino del nuevo neonazismo.  
  El historiador israelí Eraim Zuroff sugiere que el aniversario de la liberación del campo de exterminio nazi de Aushwitz no puede celebrarse sin la presencia de Vladimir Putin, presidente de Rusia, un país que realizó la contribución decisiva de la derrota del Tercer Reich.
 "El presidente de Rusia está obligado a ser un invitado especialmente importante en los próximos eventos en Polonia", opina el historiador israelí Efraim Zuroff en un artículo en i24news.tv . "La presencia de Putin en una ceremonia en Auschwitz debe servir como fuerte recordatorio de quién liberó en realidad el campo de exterminio, de lo cual los miembros de la UE y de Europa del Este prefieren olvidarse", asegur Zuroff, quien ha dedicado gran parte de su vida profesional a buscar testimonios históricos contra los líderes nazis para que fueran jugados.
Zuroff sugiere que el Ejérito Rojo liberó Auschwitz y puso fin a los asesinatos en masa en el campo de concentración. El historiador israelí añade que las tropas soviéticas jugaron un papel crucial en la derrota final del Tercer Reich. "En otras palabras, si alguien verdaderamente merece una invitación a una ceremonia conmemorativa, es Vladimir Putin", sentencia el historiador. El 70 aniversario de la liberación de Auschwitz se celerará el próximo 27 de enero sin la presencia de Vladimir Putin, que no fue invitido.
 RT      

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba